Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Vimukthi Jayasundara: "Mi cine no va dirigido a un tipo concreto de espectador"

Votes

(Votes count 693)

(Rating average 3,01)

vimukthy
El director originario de Sri Lanka, Vimukthi Jayasundara, llegó a Gijón con su segunda película como realizador, Between Two World,presentada en la pasada Mostra de Venecia y dotada de una fascinante factura visual y un lenguaje fílmico deliberadamente apartado de los cánones del cine convencional.

LO LITERARIO Y EL CINE

"Me interesa liberar al cine de la literatura, de los cánones clásicos del planteamiento, nudo y desenlace, y acudir a otras disciplinas artísticas, como la música o la pintura". El film, que carece de una estructura narrativa reconocible en el imaginario del espectador occidental, no fue escrito por Jayasundara a la hora de concebirlo, sino sólo como un trámite necesario para poder presentar el proyecto y lograr su financiación. "No quiero escribir las películas, porque considero eso una limitación. Prefiero pensarlas. De hecho, ahora estoy pensando en mi próximo film".

SÍMBOLOS

Una de las secuencias más fascinantes de Between Two Worlds muestra cómo una mujer emplea la leche de uno de sus pechos para limpiar el ojo de un hombre. "Es una creencia en Sri Lanka que tiene cientos de años pero, a la vez, también es una metáfora de nuestra visión actual como espectadores, y también sobre el amor". En cuanto a la utilización de símbolos visuales, Jayasundara considera que "llegarán más fácilmente al público de Sri Lanka, aunque intento ofrecer una aproximación que todo el mundo pueda comprender".

LA TRADICIÓN ORAL

Entre los aspectos más refrescantes del film está el modo en que rebusca en las leyendas e historias tradicionales del país asiático para renovarlas y acercarlas al espectador contemporáneo. "Me interesa la gente que sigue la tradición oral. Un ejemplo de esto lo encontramos en el budismo, que aunque se apoya en un texto muy fuerte, también solía transmitirse de manera hablada".

UN CINE CRÍTICO

"Mi cine no va dirigido a un tipo concreto de espectador, eso es un concepto industrial. Mi cine va dirigido al ser humano". Con esta afirmación, el cineasta insistió en su voluntad de contraponerse a los códigos del lenguaje cinematográfico estandarizado. "Intento oponerme a la contaminación de la ficción habitual en el mundo en que vivimos. Dicha ficción no quiere que pensemos, sino sólo que veamos. Y ganar dinero". Una labor en la que se incluye tanto a la figura de los cineastas como la de los teóricos. "No me gusta mucho la palabra 'educación', pero eso es lo que hacemos de algún modo. El lenguaje del cine vanguardista de los 50 y 60 es usado ahora por el cine comercial: esa es la lucha en la que nos encontramos".