Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ALAIN GUIRAUDIE: "Intento romper las etiquetas y potenciar el lado subversivo"

Votes

(Votes count 620)

(Rating average 2,91)

Alain
Le roi de l'evasion, la última película del cineasta francés Alain Guiraudie, es una reflexión en clave de humor sobre las relaciones sentimentales y amorosas en el contexto contemporáneo.

Además, su tratamiento de la experiencia sexual no hace distinciones entre la homosexualidad y la heterosexualidad. "Me encanta mezclar las cosas, buscar lo transgresivo. Me molesta que las cuestiones amorosas se traten siempre en el cine como algo grave y serio".

Por otra parte, Guiraudie realizó una encendida defensa del género fílmico en el que se inscribe su propuesta, el cual cree injustamente devaluado en la mayoría de las consideraciones críticas. "La comedia es considerada muchas veces como un subgénero. Quiero luchar contra eso. Hay muy poca comedia en los festivales. En Cannes, por ejemplo, mucha gente se alegró cuando vio mi película porque no suele ser habitual que programen productos así".

El personaje central del film es un cuarentón homosexual llamado Armand que comienza una relación amoroso-sexual con una chica de dieciséis años llamada Curly. El papel principal corre a cargo de Ludovic Berthillot, un actor que, como el propio director reconoció, se pasa buena parte del metraje correteando en calzoncillos. "No elegí al intérprete de Armand por su talla o forma, porque inicialmente había pensado en alguien de mi propia complexión física. Pero, al final, Ludovic se impuso en el castingporque tiene algo que se te mete muy dentro. Tampoco elegí a la actriz para el papel de Curly porque fuese árabe".

Según Guiraudie, Le roi de l'evasion es una película que intenta desmarcarse de los cánones de belleza impuestos en la sociedad occidental. "Estoy harto de que la sexualidad siempre tenga que implicar a jóvenes guapos que no tienen demasiados problemas, a una burguesía limpita y que sigue las normas. Prefiero mostrar ese mundo rural con cuerpos que no son tan perfectos. Intento romper las etiquetas sobre las que funciona el mundo y potenciar el lado subversivo."

El cineasta, que llegó a calificar su película como "un film anti-Sarkozysta", se mostró muy abierto a la reflexión, exactamente igual que las imágenes de su película. Justo antes de finalizar el film, uno de los personajes declama un monólogo que, en opinión del cineasta, se encuentra en el corazón de su obra. "Pienso que el monólogo final es la razón de ser de la película y resume la problemática del héroe. ¿Quiero sólo follar para gozar, el puro placer físico, o busco algo más? Es un signo de los tiempos: Queremos gozar de todo, y yo creo que es necesario cuestionar la búsqueda del gozo por el gozo."